Columnas

imagen Soundtrack: Libros para oír: Rita Indiana. Prosa tecno a ritmo de perico ripiao

Soundtrack: Libros para oír: Rita Indiana. Prosa tecno a ritmo de perico ripiao

“Papi es como el Mesías

aparece, pero no llega”


En las más reciente edición de la revista de Harper´s Bazaar (enero, 2013) la cantante dominicana de electromerengue, Rita Indiana, confirmó lo que ya se anunciaba extraoficialmente en medios musicales. Cansada de la vorágine que sufría como popstar caribeña, la espigada y andrógina voz del Blue del pin pong se refirió brevemente a su abandono de los escenarios: “No pienso volver a hacerlo”, sentenció, sin mayores explicaciones.

No obstante, y para consuelo de sus seguidores, lo que sí parece renovarse y cobrar fuerzas es su carrera como escritora. Indiana confiesa tener “abiertos” unos treinta guiones, lo que promete a su lectoría una larga sucesión de títulos en los anaqueles. En su haber cuenta con la publicación de Rumiantes (1998) Ciencia succión (2002) y las novelas La estrategia de Chochueca (2000) y Papi (Periférica, 2011), esta última  reconocida como una de las mejores muestras de la literatura actual en el Caribe y en general, de la nueva narrativa en Latinoamérica.

Papi resulta del trabajo de una prosa transgresora que coquetea y se nutre de compases, bachata y perico ripiao con beats tecno.  Rita fabula, construye y dimensiona hasta coronar en las esferas más sublimes a un papá-entelequia que se mueve entre contradicciones; el deseo y la ilusión, el abandono y las triquiñuelas, la decepción y el perdón.

Papi es una sinfonía seductora y acelerada donde la imaginación de la protagonista se mueve a su antojo. La evasión dibuja las acciones y la música del Mayimbe, Bonny Cepeda, Cuco Valoy, Johnny Ventura, Rick Astley y Tears for Fears marcan los ritmos de las secuencias. Este es un merengue punk salpicado de una polifonía electrónica que evoca a ratos el fluir del reggae y que también obliga a bailar frenéticamente. Papi se alimenta del abandono, la soledad, las mentiras frente a la esperanza de los rezos para que  sobreviva a los dealers, las mujeres que le reclaman pensiones alimenticias y sea invisible ante  los sicarios que exigen su cabeza. Mientras en Cadena Nacional se anuncia que ha sido detenido Fernandito Villalona por “posesión de orégano y cilantro”, Condorito, las uñas de acrílico y hasta las mallas de lycra fucsia del “jevo de poison” resultan indispensables para comprender esta historia.

 

 

dak logo

 

 

Etiquetas: | | |

Dakmar Hernandez

Relacionados

Comentarios