Columnas

imagen iPod, campos de concentración y periodismo musical

iPod, campos de concentración y periodismo musical

Los mejores discos del año, el mejor tema, los grupos más destacados, proyecciones para el próximo lapso. Al acercarse el fin de año,  se multiplican los balances acerca de lo que pasó y se esbozan algunas predicciones sobre el futuro inmediato.

Es momento de recuento musical, de sobredosis de información sonora.  La gran diferencia con décadas anteriores es que ahora esta información puede generarse a partir del manejo de fuentes inmediatas y puede provenir de cualquier emisario, sin necesidad de especialización en el área.  En medio de este maremágnum  me pregunto, ¿qué papel juega el llamado periodismo musical?

Esta coyuntura de caos comunicacional reafirma el papel de esa vieja profesión.  Si bien es cierto que al crítico musical le ha tocado enfrentar  la crisis de la industria de la música y el proceso de colectivización del conocimiento gracias a la red de redes,  este entuerto  de mercado y comunicación hace más vigente el rol del profesional que se especializa en el campo cultural y más específicamente  en  materia musical

Una apretada síntesis de esa función, -pues  el CochinoPop no permite mucha extensión-,  sería: 1. Dar contexto a la música, -se consume el single (no el álbum, no el grupo) sin saber origen y entorno sociomusical del mismo. 2. Generar visión crítica sobre el consumo, – leer el diario de Kurt Cobain es entender al artista y terminar “odiando” al padre del grunge.  3. Estudiar detenidamente la materia musical y entregar  síntesis analítica, -Viniloversus es resumen de variadas determinaciones, forma parte del ADN del VRock.  4. Ampliar el radio de acción del melómano  generando nuevos horizontes sonoros, – Young Legionnarie es  indie rock + hardcore pero, ¿conoces la conexión con Robert Fripp, fundador del grupo de rock progresivo King Crimson?  5. Tender puentes, disminuir las distancias entre la “página de cultura” y la sección de farándula y entretenimiento,  – Juanes cuenta con un historial rock  mucho mayor que tropipop, es de los mejores guitarristas del rock colombiano.

Ante tanta información compacta y homogénea, frente al eco de las líneas editoriales de disqueras y/o centros de poder mediático,  condenados a la ingesta de entrada tras entrada sin poder saborear el menú completo,  el periodismo musical resulta ser una buena guía gastronómica.

Decía un músico español,  Los iPod son como campos de concentración nazi, listas interminables de nombres, sin identidades, sin historias…

Etiquetas: | | |

Félix Allueva

Relacionados

Comentarios