Columnas

imagen Los venezolanos somos conejillos de indias

Los venezolanos somos conejillos de indias

Derrota, relativa derrota; fracaso parcial, manipulación de votos: pueden llamarlo como quieran. Finalmente, Hugo y su rebaño lograron lo que fraguaban, continuar gerenciando un laboratorio social llamado Venezuela.

En los últimos veinte años, una vez caídas las grandes dictaduras del siglo XX (con excepción de un par que aún sobreviven) y suprimidos gran parte de los regímenes totalitarios (de derecha o de la mal llamada izquierda), los políticos con fundamento fascista no lograban conseguir una novel receta para mantener el espíritu de la hegemonía absoluta del poder.  Ensayaban y ensayaban, pero siempre aparecía un destello democrático que les tiraba los planes a la basura. Hay que reconocer que Chávez y su camarilla lograron la pócima mágica para reparar este entuerto.

El Presidente interminable ha desplegado exitosamente un prototipo “neofascista”, suscribiendo el término como presencia de los principales elementos del fascismo originario: autoritarismo, racismo, culto a la personalidad, militarización de la sociedad, Estado y Partido como unidad, demagogia populachera, y visión/interpretación única de lo social aplicable al sistema democrático (y sí, burgués).

Certeramente, Chávez ha logrado combinar recursos petroleros, discurso y acciones populistas, severo control mediático,  astuta conducción del poder electoral y no control/indiferencia ante la violencia -entre otras prácticas- para aplicar su nueva fórmula.

Conclusión, somos conejillos de indias.

Vienen tiempos difíciles para Venezuela, para el sector cultura y para el campo de la música. Pinzas y bisturí para crear ghettos, tubos de ensayo y mecheros para cerrar empresas, cápsula de Petri para cultivar propaganda del régimen, ni hablar de ideologización de la educación y “reforzar” la inseguridad.

Reitero una analogía impecable que llegó dedicada a mi buzón de correo: ´Contó magistralmente el escritor Augusto Monterroso “Cuando desperté el dinosaurio todavía estaba ahí”, luego Charly García cantó “Pero los dinosaurios van a desaparecer”.

Etiquetas: |

Félix Allueva

Relacionados

Comentarios