Columnas

imagen ¿Cómo quedar en el Festival Nuevas Bandas?, por Manuel Ángel Redondo

¿Cómo quedar en el Festival Nuevas Bandas?, por Manuel Ángel Redondo

Hola. Me llamo Manuel Ángel Redondo, soy locutor de La Mega y pertenezco a la Fundación Nuevas Bandas, he sido jurado del 90% de todos sus eventos los últimos años. Si el nombre “Ryan Voio” te suena familiar o por casualidad eres de esos que cree o replica las teorías acerca del Festival y sus mafias, brother, vas a gozar un puyero con este texto.

Por: Manuel Ángel Redondo / @ManuelAngel

Siento una atracción enorme por los fenómenos virales. Puedo pasar horas leyendo acerca del poder del Internet a la hora de captar toda la atención del mundo, generar conexiones inauditas, crear nuevos artistas y hasta construir hipótesis conspirativas. En ese orden de ideas pero también en considerable menor escala, durante estos días en la Fundación Nuevas Bandas vivimos un episodio divertidísimo con un personaje que conocimos bajo el nombre de Ryan Voio.

Pero vamos por el comienzo.

Hace un par de meses arrancaron las inscripciones para el Festival Nuevas Bandas 2015, que está cumpliendo 25 años de historia, siendo el festival de música alternativa más longevo de toda Latinoamérica.

Durante el proceso llamó nuestra atención un proyecto de psicodelia electrónica de Cocorote (Yaracuy) llamado Ryan Voio. Para mi, fue otra grata y maravillosa sorpresa de esas que he conocido viajando con el Nuevas Bandas, como el folk maracucho de Hotel, hip hop de Boconó (Trujillo) con Rapsody, el reggae soul cumanés de Colectivo Breddas o tantos otros.

Seleccionamos a Ryan Voio para tocar en el Circuito Nuevas Bandas Occidente 2, que fue el sábado 30/05 en el local Lasos Rock de Barquisimeto y donde terminó quedando seleccionada Los Kung Fu Club.  Los “Circuitos” son esta suerte de eliminatorias donde una previa selección de bandas tocan en distintos locales alrededor del país según su ubicación (Capital, Centro, Occidente, Oriente, Andes) y de ahí sacamos a las que terminan tocando en el Festival Nuevas Bandas cada año.

Después de anunciar los seleccionados para tocar en los Circuitos de este año, hubo muchos intentos para contactar a Ryan Voio, pero este nunca apareció. Le enviamos emails, mandamos un productor a Cocorote, preguntamos a nuestros amigos músicos de la región si lo conocían, llamamos a locales en Yaracuy. Nada. Nadie conocía a Ryan Voio. No llegó, no tocó. Nos dejó embarcados.

Luego, nos encontramos con esto, que poco a poco se ha ido viralizando en la web:

Si te ladilla ver los 9 minutos (como a mi, inicialmente) te los resumo: Un dude llamado Johann Sánchez inscribió el demo de un proyecto musical personal en el Festival, le puso el nombre de Ryan Voio (anagrama de No Voy A Ir) y esperó a ver qué pasaba.

Por cierto, aquí pueden y escuchar un poco más de la música de Johann/Ryan Voio/Alejandro Hiss.

Para su sorpresa (o no), nos gustó y fue seleccionado para participar en el Circuito, dándose él una especie de revancha personal para hacer su video pero a la vez derrumbando una serie de teorías paranoicas que se han construido con el paso de los años en torno a lo que es el Festival Nuevas Bandas y cómo se hace para tocar ahí.

Así que, en honor y agradecimiento a Ryan Voio -y a mis ganas de polemizar-, quiero compartir con los malintensos del rock nacional como yo que hayan llegado hasta esta línea exactamente la misma premisa que expone el polémico video:

Cómo quedar en el Festival Nuevas Bandas

Muy fácil: Debes tener un proyecto musical relativamente nuevo con un repertorio de música propia y de calidad. Eso es todo.

Y lo comprobó Ryan Voio.

Puedes construir en tu cabeza las teorías que quieras, pero la verdad es que no hace falta dinero, ni conexiones, ni amigos, ni sonar en La Mega y ni siquiera un alto número de seguidores en redes para tocar en el Nuevas Bandas.  Sólo hace falta buena música.

Ahora bien, no creas que este texto va a ser tan ridículamente hippie, al contrario, propongo desmenuzar los tabúes al respecto, poniéndolos en la mesa y ofreciendo mi perspectiva como quien ha vivido directamente los hechos. Un ejercicio de respuesta hasta el momento inédito por alguien de la Fundación. ¿Jugamos?

. “Eso es pura payola”: No espero que creas que jamás he recibido dinero de alguien para tocar en un Nuevas Bandas. Espero que creas que eres un bruto si piensas que alguien hace dinero trabajando con rock en Venezuela -a menos que tu nombre sea Asier Cazalis, que dudo sea el caso si estás leyendo esto. Si lo es, gracias por leerme Asier pero llegó el momento de que uses franelas. Eres un señor y ya no queremos verte cantar semidesnudo. Gracias-.

. “A juro tienes que sonar en La Mega”: Primero, ¿tú has escuchado La Mega últimamente? No creo que sea tu principal fuente para conseguir bandas nuevas. En mi opinión, el ejercicio funciona al contrario: Debido que la FNB tiene 25 años haciendo un festival por el cual han pasado las mejores agrupaciones del país, La Mega (como tantos otros medios) pone el ojo en las bandas que tocan en nuestros eventos y les dan el apoyo que consideran necesario. Las bandas pasan por nuestros eventos, se dan a conocer y llegan a la radio y los medios,  pocas veces pasa al revés. Y sí, cada año la banda que gana el Festival rota unos meses en La Mega, eso se llama alianza estratégica con un medio para dar seguimiento a los proyectos que apoyamos, no “el monopolio de La Mega y la FNB”.

. “Puros intereses y amiguismos”: Venezuela es un país pequeño y la “movida” del rock nacional, aún más. Todos en la Fundación Nuevas Bandas tenemos trabajos relacionados al medio y por ende conocemos y trabajamos con muchos músicos y bandas. Más allá de intereses, a la hora de seleccionar, yo sí tomo en cuenta si se que los integrantes de X banda son músicos talentosos que he visto rodando por ahí, o han sido parte de otras bandas o si me da la impresión que son artistas interesados en trabajar con ganas por su proyecto. De igual manera, en cada Circuito hay un jurado que hace la selección y que no sólo está integrado por gente de la FNB, sino también talento local de cada región (productores, músicos, managers, promotores, locutores) que nos ayudan a entender qué está pasando en su ciudad: qué bandas son buenas, qué bandas mueven público, qué bandas tienen músicos que, como dije, muestran interés en seguir adelante con su arte, etc. Eso se llama olfato o scouting si quieres, no amiguismo.

. “Ahí quedan puros niñitos de papá y mamá”: Más que una decisión de la FNB, es una mera consecuencia de la situación país, y no desde hace poco. Un instrumento, horas de ensayo, horas de grabación, sacar videos, tener un manager, giras de medios, etc, son sólo algunas de las tantas inversiones que debe hacer cualquier banda que quiera surgir.  Muchos grupos exitosos de nuestro país son de buenas familias, cosa que no tiene absolutamente nada de malo. De la misma manera, son incontables los ejemplos de bandas y grupos de clase media o baja que han pasado por el Festival. Ahora bien, si no sabías que la supervivencia de una banda en un país tan complicado depende en gran parte de sus posibilidades de invertir en su proyecto teniendo así más chance de surgir que otras que no puedan hacerlo… Sorry y bienvenido al mundo real.

. “Solo queda música indie y comercial”: Podría enumerar bandas como Candy 66, Agresión, Tequila & Caroline, Alfombra Roja, Agonía, Boanerges, Prozak, Maskhera, La Calle, La Muy Bestia Pop, Black Hole Nine, y más ejemplos alejados del concepto “comercial” que han ganado o pasado por el Festival. Nuestra intención nunca es apoyar a un género en específico, sino tratar de que en el Festival estén las mejores bandas nuevas del país. Por su filosofía contestataria, es normal que el Metal, Punk y hasta el Reggae se alejen de nuestras actividades (no se inscriben muchas ni buenas bandas de estos géneros), sin embargo nuestras puertas siempre están abiertas. El ejemplo más cercano es I:O, un bandón de metal progresivo e instrumental de Valencia que ganó el Circuito Central del año pasado y hasta se llevó una mención honorífica en el Festival 2014.

. “¿Cuáles bandas nuevas? Siempre tocan los mismos”: Difiero. Hay proyectos y músicos que han repetido o bandas que se disuelven y mutan con otros nombres con los mismos integrantes, pero en líneas generales, siempre queremos que el Festival represente lo mejor de lo que está pasando musicalmente en el país. Por ejemplo, este año el Circuito Oriente lo ganó una banda de Puerto La Cruz llamada La Fiesta Animal. Como en su ciudad este año no hubo locales para tocar, ellos se han resuelto cuadrando shows en casas, piscinas abandonadas y donde pueden. Nunca habían pisado una tarima “seria” hasta que tocaron en el Circuito. Llevaron a demasiada gente que se sabía sus canciones e hicieron un buen show ¿Cómo no iban a quedar? No es tan difícil, solo hay que tener creatividad y tener música que conecte con tu entorno y gente.

. “Tienes que grabar en XX estudio con XX productor”: De nuevo, gracias por existir Ryan Voio. Con las mismas herramientas que él utilizó y pueden ver en su video, Gorillaz hizo su disco ‘The Fall’ hace algunos años. Creo que no hay mejor manera de plantear el caso. Las tecnologías y los tiempos cambian, hay que adaptarnos a las nuevas tendencias.

De resto, no puedo recomendar ni aclarar más nada sino lo que dicta la lógica: calidad, ejecución, creatividad, originalidad, innovación, etc.

Si aún te caemos bien y crees que tienes un proyecto musical interesante, no dudes en inscribir tu banda en el Festival (será para el 2016, esta edición ya está en marcha y se inscribieron casi 300 bandas).

Si no, no lo hagas.

La Fundación Nuevas Bandas no es una Alcaldía, no es el Ministerio de la Música ni Félix Allueva el Defensor del Pueblo Rockero. El festival es una mera muestra anual de nuevo talento alternativo donde un jurado elige al final qué banda le pareció la mejor de todas. Es así de sencillo y así ha servido de plataforma para impulsar de distintas maneras el talento nacional todo este tiempo.

Si no te gusta puedes elegir no ir, no prestar atención a nuestras actividades, invertir tu tiempo vomitando odio en los comentarios de este post o puedes hacer tu propio festival que apoye a la música alternativa emergente del país durante 25 años continuos.

¿Por qué no? Ryan Voio no sólo es otra anécdota divertida dentro de tantas en la historia de la Fundación, también lo veo como aliciente para que otras bandas, artistas y proyectos piensen fuera de la caja y se esfuercen en hacer algo distinto.

Finalmente, quiero aclarar que esto que lees acá arriba no es más que mi visión, mi análisis, del panorama. No es un comunicado oficial de la Fundación Nuevas Bandas ni tampoco una respuesta o derecho a réplica. Puede que Ryan Voio sea en realidad Diosdado o que Félix Allueva salga a desmentir mañana todo lo que estoy diciendo en este texto. Esto que leíste es mi verdad como la persona de la Fundación que tiene cuatro años viajando a todos los Circuitos del país como jurado y por ende, es responsable en gran parte de sus aciertos, y sobretodo, de sus cagadas (que han sido varias, pero esa es otra discusión).

Si soy una fuente confiable, ya queda de tu parte. Puedes creerme o no. Aunque créeme que prefiero lo segundo.

¡Gracias, Ryan Voio!

Etiquetas: | |

Manuel Angel Redondo

Relacionados

Comentarios