Columnas

imagen Johnny Depp: Otro espejismo hollywoodense

Johnny Depp: Otro espejismo hollywoodense

Antes de que comiencen a odiarme por mi columna de esta semana quiero aclararles dos cosas. Primero, no me interesa si me odian o no, así que ni se molesten en hacérmelo saber. Y segundo, recuerden las últimas películas que ha hecho Johnny Depp, ‘The Lone Ranger’, ‘Dark Shadows’, ‘The Rum Diary’, las primeras dos secuelas de ‘Pirates of the Caribbean’ (Porque sí, ya firmó por una cuarta entrega), ‘Alice in Wonderland’ y ‘The Tourist’.

Aquel hombre intelectual, que vivía en Francia, bohemio y de familia que solía encantar a todos los seres humanos, no era más que uno de los tantos personajes que ha interpretado Johnny Depp, pero ese señor se vendió a la industria hace muchos años. Pero no al lado bueno de la industria donde nos encontramos con algún Spielberg, Scorsese, Méndez o con suerte a algún Tarantino o a un tal Woody Allen. No, se vendió al lado oscuro, al lado que más bajo cae para competir por la taquilla, un lado en el que se hacen tres secuelas alrededor de un personaje con historias inconclusas e incongruentes, un lado en el que sólo franquicias como ‘Fast & Furious’, ‘Saw’ o ‘Final Destination’ compiten.

1

Más payaso que actor se ha demostrado Johny Depp con el pasar de los años, literalmente, es difícil encontrar alguna película últimamente en la que no le veamos cubierto en maquillaje cual “Bozo the clown” y es que está demostrado, recauda más en la taquilla cuando se maquilla.

2

No se preocupen, hubo una vez en la que yo también lo creí diferente y me dejé llevar por sus aires irreverentes, sus lentes de pasta, su diente de oro (probablemente falso), su sombrero y el recuerdo de aquel actor que me maravilló con su interpretación de ‘Edward Scissorhands’ que pensándolo bien, fue el principio del fin, aquella idea latente y creciente que los llevó, y hablo en plural para incluir a Tim Burton, a hundirse en las consecuencias de perseguir las claves de aquel gran éxito. Porque sí, ódienme aún más, también considero que Burton no ha hecho nada bueno en muchos años. Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Ojo, no le vamos a quitar méritos, hacer creer al mundo entero que eres un gran actor, solo porque eres “cool” no es fácil, porque vamos a estar claros, Johnny Depp es un tipo muy cool. O al menos eso nos ha hecho creer.

Etiquetas: | |

Pedro Peña

Relacionados

Comentarios