Noticias

imagen A24, la empresa que está cambiando el cine actual

A24, la empresa que está cambiando el cine actual

En su momento, Focus Features y The Weinstein Company dictaban la pauta en lo que a cine independiente y de calidad se refiere. Luego pasaron el testigo a Annapurna y ahora el foco se centra en A24, una pequeña empresa nacida en Nueva York en 2012 de la mano de Daniel Katz, David Fenkel y John Hodges. Tres visionarios que están dictando las tendencias del cine indie actual y acaparando buenos comentarios con cada uno de sus largometrajes.

Desde su creación, ya tienen 14 nominaciones al Oscar, y ya han ganado en 6 ocasiones, incluyendo el premio a Mejor Película en la más reciente edición de los Oscars gracias a Moonlight, del director Barry Jenkins. Nos encantaría que esta fuera una historia más dramática, pero por fortuna para ellos, el éxito les llegó muy temprano.

2013: Dos grandes éxitos en pleno verano boreal

En 2013 dio sus primeros pasos la actividad filmográfica del estudio con cinco películas de las que cuatro fueron dirigidas netamente a un público adolescente. Si bien su primera película, A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III de Roman Coppola, protagonizada por Charlie Sheen y Bill Murray, fue vilipendiada (con razón) por la crítica, esto supuso solo un LEGO que no dolió en la planta de los pies de plomo de A24, pues sus subsiguientes estrenos supusieron dos de sus más grandes éxitos en box office hasta la fecha: la discutida Spring Breakers, del siempre polémico Harmony Korinne (32.1 millones de dólares en recaudación), y The Bling Ring, de Sofia Coppola (20 millones de dólares en recaudación), que aunque también generó opiniones divididas en la crítica y audiencia, desde acá nos parece un gran trabajo de la directora Sofia Coppola, quien aborda la historia real de los chicos que se metían a robar en las casas de los famosos en Hollywood con gran visión y unos valores de producción estupendos que demuestran el acceso y alcance de una grande del cine moderno.

Las menormente aclamadas, pero muy buenas Ginger & Rosa de Sally Potter y The Spectacular Now de James Ponsoldt cerraron un año donde se comenzó a tomar en cuenta el nombre de la empresa e hizo suficiente efectivo para seguir financiando otros proyectos. Pero faltaba más.


2014: El año en que se convierten los consentidos de la crítica

Al año siguiente, la producción de A24 casi se triplicó (pasaron de 5 largos a 12) y aunque no todas sus entregas tuvieron la misma calidad y/o buena recaudación en taquilla, algunas de sus películas fueron definitorias en el porvenir del cine independiente. Under The Skin, de Jonathan Glazer, ha sido reconocida por críticos y entusiastas del cine como una de las mejores películas del Siglo XXI, mientras que otros trabajos como Enemy, de Denis Villeneuve (posterior nominado al Oscar), Locke, de Steven Knight, y A Most Violent Year, de J.C. Chandor fueron también consentidas casi en consenso.

Lo que destacó de este año fue la variedad de películas: desde una gran distopía ambientada en Australia (The Rover, de Robert Michôd), a un drama, ejecutado mayormente en un carro, donde Tom Hardy da una de sus mejores actuaciones hasta la fecha (Locke), pasando por un par de rom-coms bien salidas de la caja (Obvious Child de Gillian Robespierre, Life After Beth de Jeff Baena y Laggies de Lynn Shelton), hasta llegar a una comedia bien rara –y, a priori, mala– de Kevin Smith (Tusk) y un par de thrillers (The Captive de Atom Egoyan y Son of a Gun de Julius Avery).

Lamentablemente, el éxito no se tradujo en espectadores en salas de cine: la mayor cocecha de una de sus películas no pasó de los 6 millones de dólares, y dos de sus películas (Revenge of the Green Dragons y Son of a Gun) recibieron menos de 4000 dólares entre ambas. Fue difícil, pero todo iba a cambiar al año siguiente.


2015: Los Oscars, objetivo cumplido

Si analizamos el 2015 de A24 dos años después, se puede decir que la empresa comenzó a entender a qué mercado apuntarle y cómo llevar un estudio exitoso que no genere pérdidas. Esta vez, decidieron reducir su producción a solo 10 películas, pero sin duda, fue de sus decisiones más acertadas. El objetivo de la empresa cada vez se vislumbraba más cerca: el ansiado Oscar para reconocer al cine de calidad.

Primero que nada, la empresa distribuyó While We’re Young, cinta del aclamado Noah Baumbach (nominado al Oscar por su largometraje The Squid and the Whale), quien venía de disfrutar del éxito de Frances Ha, y de Fantastic Mr. Fox, coescrita con Wes Anderson. A la cinta no le fue mal en críticas y en taquilla, pero sus mayores éxitos se verían traducidos en tres estatuillas en la siguiente edición de los Oscars: Amy, documental sobre Amy Winehouse de Asif Kapadia (Mejor Documental); la rompedora Ex-Machina, de Alex Garland (Mejores efectos especiales) y la muy buena, aunque desde lejos se notaba que era un Oscar-bait, Room, de Lenny Abrahamson (Mejor actriz para Brie Larson).

Otros trabajos menores también recibieron mucha atención, como el filme sobre el talentoso escritor David Foster Wallace, The End of the Tour, de James Ponsoldt; Anna Boden y Ryan Fleck (más reciente entrega de los responsables de Half Nelson, nominada a los Oscars en 2011) y Slow West (un sólido western protagonizado por Michael Fassbender y Ben Mendelsohn, un actor nacido para interpretar villanos).


2016: La consagración de lo que ya era obvio

Si echamos un vistazo rápido a los listados de las mejores películas de 2016, posiblemente en todas encontraremos nombres como The VVitch de Robert Eggers, Krisha de Trey Edward Schultz, The Lobster de Yorgos Lanthimos, American Honey de Andrea Arnold, Swiss Army Man de DANIELS, Green Room de Jeremy Saulnier, 20th Century Women de Mike Mills o Morris from America de Chad Artigan. Documentales como Oasis: Supersonic de Mat Whitecross, o De Palma de Noah Baumbach y Jake Paltrow, también fueron aplaudidos por expertos, a pesar de no lograr grandes premios.  Pero hay una sola producción que se repite en todas las listas y premiaciones: Moonlight, de Barry Jenkins. El delicado retrato de un chico homosexual en un entorno que te pone difícil ser diferente conquistó a crítica, audiencia y jurados de premios por igual, triunfando en su paso por los Oscars por encima de la también aclamada La La Land de Damien Chazelle.

Este año supuso la consolidación de A24 como una empresa inteligente, con contenido fresco y buenas historias para contar, que además le da la oportunidad y la debida difusión a nuevos y promisorios directores de proyectar sus películas en cines en todo Estados Unidos, y algunas ciudades del mundo. El hecho de que le hayan abierto la puerta a una película tan complicada de digerir como la genial Swiss Army Man, de los DANIELS (dupla encargada de la dirección del demente video de Turn Down for What), además de adquirir filmes como The Lobster y American Honey, que tan aplaudidos fueron en su gira de festivales, demuestra que A24 se siente cómoda en consonancia con las producciones de autores modernos.


2017: El futuro es brillante

En lo que va de año, A24 ha llevado a cines seis largometrajes, siendo la demencial Free Fire, del británico Ben Wheatley y el segundo trabajo de larga duración de Trey Edward Schults los dos más alabados por la crítica. De igual forma, le tienen fecha de estreno pautada a siete trabajos, entre los que emociona ver nombres como A Ghost Story de David Lowery (que ya tiene muy buenas críticas tras su paso por festivales), Good Time de los hermanos Safdie (en la que, según la prensa que la vio en Cannes, Robert Pattinson finalmente se desprende del estigma Twilight y ofrece su mejor actuación hasta la fecha), The Killing of a Sacred Deer de Yorgos Lanthimos (otra película aclamada en Cannes del director griego), The Florida Project de Sean Baker (segundo trabajo del director de la recomendada Tangerine) y The Disaster Artist (filme dirigido y protagonizado por James Franco –a quien se apunta como posible nominado al Oscar– sobre la realización de The Room, una de las peores películas de la historia, pero que se convirtió en objeto de culto entre cinéfilos).

Otros trabajos como How to Talk to Girls at Parties de John Cameron Mitchell (que recibió buenas críticas en Cannes), Lean on Pete de Andrew Haigh (director de las muy buenas Weekend, Looking y 45 Years), Under the Silver Lake de David Robert Mitchell (un thriller neo-noir con Andrew Garfield, Riley Keough, y Topher Grace), Sidney Hall de Shawn Christensen (un drama con Logan Lerman, Elle Fanning, Kyle Chandler y Michelle Monaghan), The Ballad of Lefty Brown de Jared Moshe (un western con Bill Pullman, Jim Caviezel y Kathy Baker) y Dog Years de Adam Rifkin (un drama con Burt Reynolds, Ariel Winter, y Chevy Chase) aún esperan fechas de estreno para lo que queda de 2017 y comienzos de 2018.


Marketing inteligente, gran parte del éxito

A24 siempre ha tratado con mano zurda la promoción de sus películas, con creativas campañas enfocadas en web y en actividades que se salgan un poco del molde preestablecido por las grandes compañías.

Por ejemplo, para The Lobster, la distopía de Yorgos Lanthimos protagonizada por Colin Farrell y Rachel Weisz, se inspiraron en el argumento de la película –una sociedad donde se condena a los solteros a convertirse en el animal de su preferencia si no han conseguido pareja en cierto punto de su vida– para ofrecer una experiencia interactiva en la que el usuario contesta un quiz que, a través de una serie de preguntas, determinará cuál sería el animal que más encaja con la personalidad de cada quien.

Para Swiss Army Man, crearon una página web con un dummy del personaje de Daniel Radcliffe –que, agregamos, fue criminalmente ignorado por el circuito de premios– que podemos mover a nuestro gusto por toda la pantalla, al tiempo que aparecen críticas y comentarios sobre el largometraje:

Hope everyone’s day has been as productive as ours —swissarmyman.com Una publicación compartida de A24 (@a24) el

También hicieron un tour en autobus junto a Daniel Radcliffe y un muñeco tamaño real de Daniel Radcliffe:

Manny About Town: Day 1 #SwissArmyMan #WheresManny #MannyWatch

Una publicación compartida de A24 (@a24) el

A The VVitch, de Robert Eggers (2016), le crearon su propia colección de LEGOS:

New friends Una publicación compartida de A24 (@a24) el

Y lo mismo ocurrió con Ex-Machina, de Alex Garland (2015):

WARNING: Choking hazard – small parts. May cause you to tear up the fucking dance floor. #ExMachinaMovie #A24Toys

Una publicación compartida de A24 (@a24) el

Con A Ghost Story, actualmente en la cartelera estadounidense, decidieron montar una tienda itinerante llamada, simplemente, A Ghost Store (una tienda fantasma) donde solo venden sábanas blancas, haciendo referencia a los posters e imágenes promocionales del largometraje de David Lowery:

Get yourself to A Ghost Store. There’s still time. 51A Chrystie St. New York, NY / Thursday – Sunday 12-5pm Una publicación compartida de A24 (@a24) el


La TV, otro universo de posibilidades a explorar

A24 también tiene una división que produce contenido para televisión. Esta semana estrenaron la tercera temporada de su comedia Playing House, emitida por USA Network en Estados Unidos, que es creada, escrita y protagonizada por Lennon Parham y Jessica St. Clair, quienes se inspiraron en su amistad en la vida real para escribir el show.

La sitcom The Carmichael Show, creada por el comediante Jerrod Carmichael, ha sido su segunda aventura en la TV. NBC ha emitido las 3 temporadas del programa hasta el momento.

En 2016, anunciaron que junto a Free Association, la compañía productora de Channing Tatum, preparan una serie de comedia de acción llamada Iron Fisting, un show falso de policías rumanos inspirado por series como Miami Vice, en la que dos personajes buscan proteger al comunismo y a sus camaradas de los males del capitalismo. La serie será doblada en inglés y se comenzó a producir el año pasado en Europa del Este. El programa aún no ha encontrado fecha de estreno.

Ironfisting_Keyart_EMBED_2016-1

Esto sería el pistoletazo de salida para comenzar a producir contenido televisivo, digamos, de “autor” (o como lo llaman, “peak TV”), ámbito en el que ya directores como Martin Scorsese o David Fincher se encuentran trabajando, así como otras distribuidoras cinematográficas, como The Weinstein Company.


Nuestras 20 películas favoritas de A24

Para cerrar el artículo, quisimos compartirles una lista de 20 largometrajes distribuidos y producidos por la empresa, que estamos seguros de que podrían gustarles (nota: solo incluyen los que hemos podido ver nosotros).

1. Ex-Machina (2014, dir. Alex Garland)

2. Spring Breakers (2013, dir. Harmony Korinne)

3. Under the Skin (2014, dir. Jonathan Glazer)

4. The End of the Tour (2015, dir. James Ponsoldt)

5. Room (2015, dir. Lenny Abrahamson)

6. Free Fire (2017, dir. Ben Wheatley)

7. 20th Century Women (2016, dir. Mike Mills)

8. American Honey (2016, dir. Andrea Arnold)

9. Enemy (2013, dir. Denis Villeneuve)

10. The Lobster (2015, dir. Yorgos Lanthimos)

11. The VVitch (2016, dir. Robert Eggers)

12. Green Room (2016, dir. Jeremy Saulnier)

13. Swiss Army Man (2016, dir. DANIELS)

14. Krisha (2016, dir. Trey Edward Schults)

15. Moonlight (2016, dir. Barry Jenkins)

16. Morris from America (2016, dir. Chad Artigan)

17. The Spectacular Now (2013, dir. James Ponsoldt)

18. The Bling Ring (2013, dir. Sofia Coppola)

19. The Rover (2014, dir. David Michôd)

20. Amy (2014, dir. Asif Kapadia)

Etiquetas: | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

Relacionados

Comentarios