Noticias

imagen Sunset Roll 2016: Mucho más que un festival en un país con lacra cultural

Sunset Roll 2016: Mucho más que un festival en un país con lacra cultural

En un país sin memoria, donde la cultura se ha visto reducida a exponentes que comulgan con el ejecutivo y otros ajenos al mismo, donde cada vez más locales cierran plazas a la exposición de talentos, y en el que una banda toque más de 20 veces en un año ya se considera un logro.

Por Alejandro Fernandes Riera // @fernandesriera

Se cancela el festival musical más longevo de latinoamérica por falta de recursos, otros ven reducidos cada vez más y más sus espacios, lo que le agrega más epicidad a que se pudiera salir adelante con un proyecto tan ambicioso como el Sunset Roll 2016, un evento que no solo ahora, sino en mejores momentos económicos del país, hubiese marcado la pauta y generado un gran impacto.

Naturalmente, la idea es atractiva: una tarima enorme a la orilla de la playa, con un sonido potente, comida, bebidas, venta de ropa y 9 propuestas musicales venezolanas.

Con la playa como escenario y theme, Sara Gómez debutó en una tarima grande para dar inicio al evento. Su presentación consistió en covers de temas como One Dance de Drake o Lean On de Major Lazer, contrastados con sus canciones en solitario. Los nervios le jugaron una mala pasada y desafinó en gran parte de su repertorio.

Vargas le siguió, presentando temas de su venidera tercera producción discográfica, que saldrá a la venta el 13 de Septiembre y de la que ya adelantó el sencillo promocional Mala Señal. La banda que le acompaña se acopla perfectamente a las canciones del falconiano, y aportan una base musical sólida para que el cantautor diera rienda suelta al elocuente personaje que canaliza en tarima.

Jessica Quijada se montó con su pop rock edulcorado y una gran banda detrás, integrada por miembros de otros grupos locales como Unco o Planeador. Por más que se esmeró en ofrecer un gran espectáculo, con cambios de vestuario y pirotecnia, el público no pudo conectar con ella.

20160820-IMG_7054

Recordatorio siguió en el line-up con un show atropellado que fue de menos a más. Los problemas de sonido lograron desconcentrarlos. Sin duda, no fue de sus mejores presentaciones, pero el público disfrutó de las canciones de su Lógica Resbalosa, y de su versión de Como Pequeña Gota de Rocío de Simón Díaz.

TripLand aprovechó la localía para ofrecer un concierto impecable cargado de blues, funk y rock and roll, con una excelente actitud en tarima y un carisma que desbordaba en cada una de las interpretaciones de su cantante, Alfieri Hernández. Próximamente lanzarán su segundo álbum, del que mostraron una buena cantidad de canciones alternadas con temas conocidos de su repertorio, como Carne a la Parrilla.

Luis Irán llegó al Sunset en el marco de su gira soporte al álbum La Metamorfosis y dejó patente su experiencia y madurez musical en canciones como Maiquetía, Laberintos o La Familia, La Fauna y La Convivencia. Impecable y emotiva presentación.

_Z7A1794

Tomates Fritos fue el Real Madrid en el Bernabéu, los Warriors en la Oracle Arena. Lo que la banda hizo en esa tarima fue simplemente una animalada, presentando canciones tanto de su quinto álbum, Tomates Fritos, donde dejan ver una faceta distinta de su propuesta. El público también pudo disfrutar de clásicos de su discografía como Nadaré Hasta Llegar.

20160820-IMG_7444

Rawayana demostró que es una banda que ha crecido muchísimo y no solo como ejecutantes, sino como armadores de un buen show. El público les cantó todo y disfrutaron de algunas canciones de su próximo álbum, que muy posiblemente salga este año. Por antonomasia, eran la banda más adecuada del cartel para tocar junto al mar y su show no decepcionó.

20160821-IMG_7567

Casi a las 3 de la mañana, el público se mantenía esperando al plato más fuerte de la noche. “Ay, solo sirven los dos primeros discos” “Se vendieron al diablo”. Digan lo que digan, lo que hace Caramelos de Cianuro en el escenario es para quitarse el sombrero. Esta banda sabe hilar su repertorio de una forma magnífica y muy probablemente no había nadie en todo el recinto que no se supiera al menos 10 de las canciones que tocaron.

_Z7A2146

El sonido del evento fue impecable. Ni un feedback. La tarima recordó a las de cuando se hacían grandes conciertos en nuestro país. La organización fue óptima, salvo por la falta de más puntos de venta, que ocasionaban largas colas para aquellos que no disponían de efectivo. Otro punto en contra fue el orden del cartel, que sin duda podía haber sido más equilibrado.

Del otro lado de la playa, una carpa electrónica sació las ansias de bailar de muchos y acogió el after party del evento.

20160821-IMG_7884

Pese a la lacra cultural venezolana y la precaria economía que nos tocó vivir, lo que parecía una locura se convirtió en un evento a la altura de muchos festivales internacionales. Belleza encontrada en un sitio negativo. Un gran logro en un país que te pone escollos hasta para salir de tu propia casa.

La promesa es que en 2017 regrese el Sunset. Alex Goncalves, quien animó el evento junto a Michelle Dernersissian, se atrevió en tarima a imaginarse el cartel del próximo año: VINILOVERSUS, Okills, Los Amigos Invisibles, y hasta bandas internacionales como Molotov o El Cuarteto de Nos.

Gracias a los organizadores del festival y al gran equipo de Rosas-Godoy Comunicaciones. Allá nos vemos el año que viene.

A continuación los dejamos con unas fotos cortesía de Franklin González:

20160820-IMG_6918

20160820-IMG_6932

20160820-IMG_7108

20160820-IMG_7163

20160820-IMG_7195

20160820-IMG_7346

20160820-IMG_7453

Y las de Antonio Ajam:

_Z7A1785

_Z7A1807

_Z7A1814

_Z7A1918

_Z7A1944

_Z7A1977

_Z7A1979

_Z7A2094

_Z7A2098

_Z7A2103

_Z7A2153

20160820-IMG_7450

20160820-IMG_7464

Etiquetas: | | | | | | | |

Relacionados

Comentarios