Reseña

9
Cochinometro

‘El Sol de los Venados presenta Colérico Espín’ – Colérico Espín

Maily Sequera

Colérica estoy yo. ¿Quiénes son Colérico Espín? Ya CochinoPop nos dijo que su disco fue producido por José Ignacio Benítez (Domingo en Llamas) pero qué más. Qué sigue en este cuento. ¿Pichirres o hipsters? Están en Facebook desde septiembre y no hay nada más que música. Nos hemos acostumbrado a saber demasiado y ellos lo saben. Así que no me pregunten. No sé quiénes son Colérico Espín. Me encuentro imposibilitada para revelarlo y prefiero respetar su decisión y, por ahora, no saberlo. Quizás, una fracción de enterados estén riendo en este momento pero ni modo.

He llegado a su Bandcamp, donde está colgado el disco y a pesar de que ha sido de lo  mejor que he escuchado este año, mis gustos y sentimientos se encuentran en conflicto: (a) Colérico Espín es una banda con claro afecto por el indie rock, el pop, el folk, el bolero y el Caribe melancólico. Es lo que hacen. Sus influencias, cercanas a Bunbury, Calamaro y demás hombres del intimismo descarado y barsero, me hacen ruido por lo casi culposamente apegadas a ambos señores. Para mí, un choque de trenes. Aún así, Colérico Espín no mata a nadie y reinterpretando su propia versión de sus inspiraciones, funciona. (b.) De la banda no sabía nada antes de elegir al azar que iba a reseñarles. Creo que estuvo bien llegar a ella en la ignorancia más campante y descarada. Resultaron un descubrimiento que no esperé. Algo agradablemente raro, diferente, en comparación a lo que llamo ‘la oferta local’. Han compuesto diez buenas canciones, las grabaron y las compartieron. Sobre esta recomendación, conviene dejar la mano flotando encima del botón que alerta que Colérico Espín puede ser demasiado alternativo. Yo les compré tres canciones a la primera pasada: “Lo peor”, “El día que me quieras” y “Me gusta Dios”.

Tienen que escuchar y decidir ustedes. ‘El Sol de los Venados…’ se arma con diez tracks que enganchan porque suenan bien, hablan bien y van a algún lugar de la mente y del corazón caribeño -de quien lo tenga-.

Como bonus, me gustó la portada del disco. Es un entretenimiento referencial que pide esfuerzo y humor del espectador. Ha cumplido. Me debo algún toque en vivo para terminar mi juicio y alimentar mi curiosidad.

Etiquetas: | |

Relacionados

Comentarios