Reseña

BSB
Cochinometro

‘In A World Like This’ – Backstreet Boys

Maily Sequera

Lo primero que destaca de ‘In A World Like This’ es que tiene dieciséis tracks. Es en serio: dieciséis. ¿Se necesita tanto para demostrar que, resucitado, todavía tienes vida en el pop actual? Tuve todos los discos de BSB y digo que es excesivo, que están disparando todas las balas -con una automática-.

Me pareció que la mejor manera de hacer esta reseña era en formato de cuestionario, con las FAQs que un posible curioso pudiese tener del regreso de la boyband más importante de finales de los 90s.

Entonces, ¿siguen siendo los Backstreet Boys sonoramente cursis? Sí, no se han deshecho todavía de los arpegios en guitarra acústica. Un recurso demasiado repetido.

¿El sonido BSB se ha renovado y adaptado a las tendencias actuales de la música pop? No, amigos, este disco puso editarse en 1998 y ni siquiera, en ese momento, algún crítico musical iba a pensar que estaban partiendo en dos la vanguardia.

¿Siguen siendo un fuerte grupo vocal cuyos integrantes aportan diferentes colores interpretativos? Sinceramente, mira, A.J y Brian son tipos que todavía pueden cantar muy bien y las armonías logradas en conjunto, en coros o arreglos, tienen una calidad de la que sospecho porque, al momento de los solos vocales en estrofas, las capacidades se limitan a un nivel de complejidad casi nulo. Igualmente, escuchen el bonus track “Hot, Hot, Hot” y juzguen ustedes mismos. Es una canción que vocalmente lo logra.

¿Obtendremos algo diferente? Sencillamente, no. El disco se pone aburrido al tercer track.

¿Sus antiguas admiradoras se sentirán agradecidas? Sí, pero vaticino que esa gracia y la atención mediática momentánea, por ser un disco de reencuentro de BSB, es lo único que tendrán. No creo que cosechen una nueva generación de fans pero quién sabe. El mundo es un lugar desesperanzador.

Objetivamente, ¿cuáles son los hits de ‘In A World Like This?’ Los tracks  Show “Em (What You’re Made Of)”, “Trust Me”, “Hot, Hot, Hot” y “Try”  hacen espuma en tu cabeza con efectividad. Cada estribillo de este disco funciona como un pacto con el demonio. Son un himno en coros. Cada canción parece soundtrack de encuentro deportivo mundial pero, sabes, recurriendo a los recursos directos: voces multiplicadas, sintetizadores y tempos que esperan acompañamiento con palmas. Ante la repetición, momentáneamente, las mentes débiles van a sucumbir.

¿Cuál es el espacio para ‘In A World Like This’? De alguna manera, el disco me hace sentir en la sala de espera de una odontóloga sifrina y cuchi con veintitantos. Creo que es su lugar natural.

¿Esperamos más? No creo; quizás un reality en E! con alguno o varios de ellos, una presentación opaca en algunos premios y una visita a Venezuela.

¿Que qué me parece el disco? Lo escuché una vez y lo borré. No sé porqué me parece un disco motivacional, porqué me hace sentir una gorda en Florida que en franela XXL y bermudas corre y llora tras sus ídolos por esperanza. No, vale, el pasado no debe volver sin novedades.

Puntación:  1.5/5

Etiquetas: | |

Relacionados

Comentarios