Reseña

d9178f_72a43087a3300362ae3f5ef7b033a2be.png_srz_340_340_75_22_0.50_1.20_0
Cochinometro

La Fiesta del Rey Drama — Americania

Andreina Borges

Después de 3 años Americania regresa con un disco más propio, alejado del sonido “rock alternativo genérico caraqueño” de su primera producción y mostrando a los escépticos un crecimiento palpable.

La primera evidencia del progreso de la banda es el buen trabajo de armonización, presente en gran parte de ‘La Fiesta del Rey Drama’. Los arreglos vocales de la primera canción del disco, “Emilia”, mantienen al que escucha interesado. Para cuando llega el segundo tema, “Clara”, la curiosidad le gana al más remoto impulso de dejar las cosas a medias. Ahora todos cantan y cantan bien.

Este disco ofrece sonidos variadísimos. Los sintetizadores e instrumentos acústicos, como el piano y el ukulele, se mezclan con buen gusto –y buena administración– para evadir la monotonía, haciendo fácil la tarea de diferenciar un tema del otro; cosa que no pasa a menudo cuando se trata de composiciones nacionales del mismo género.

Otro atributo destacable es la calidad de producción. El trío colaboró en esta oportunidad con el productor venezolano Héctor Castillo, quién ha trabajado para artistas como Björk y David Bowie. El disco se grabó en el estudio de Nueva York de Castillo, y si bien mi oído no está entrenado para diferenciar este tipo de detalles, si se nota un brinco en la calidad de producción y mezcla del disco. Recomiendo, como todo trabajo bien logrado, escucharlo con audífonos.

Para ser sincera, tenía mis reservas con esta agrupación, pero luego de escuchar ‘La Fiesta del Rey Drama’ les sugiero que lo hagan ustedes también. Me atrevo a decir que serán gratamente sorprendidos. No es innovador, ni va cambiar el rumbo de la música, pero lo logra. Americania finalmente suena más a Americania.

Etiquetas: |

Relacionados

Comentarios