Reseña

Linkin-Park
Cochinometro

Living Things — Linkin Park

Angeles Morales

Después de dos años, la banda californiana nos presenta su nuevo material que fue lanzado el 26 de junio de este año, que lleva por nombre Living Things, producción que estuvo a cargo de Rick Rubin, con quien ya han trabajado anteriormente. Para este disco encontramos un Linkin Park menos experimental, corrigiendo sus errores del pasado y apegándose a lo que fueron en un principio.

Lost In the Echo nos da la bienvenida. Entre sonidos electrizantes se abre paso un rap por Mike Shinoda preparando la atmosfera de la canción de la mejor manera, acompañados por la batería y guitarra es el turno del vocalista Chester Bennington con un potente coro, haciendo de este tema un futuro single. Para In My Remains la guitarra y batería siguen con la misma línea de fuerza, reflejando un sonido fresco y limpio recordándonos a los primeros trabajos de la banda.

Burn It Down nos presenta más de ese sonido que se ha venido desarrollando, con un sabor al pasado pero sin dejar de ser actual. En Lies Greed Misery encontramos un rap y coro agresivo con un sonido más experimental. I’ll Be Gone sigue esta misma línea, pero baja su energía para hacer un shift en Castle Of Glass, que es un tema claramente melancólico. Este cambio es muy oportuno ya que es una pausa a toda esa energía y sonidos que veníamos escuchando, para así preparar el terreno para Victimized, canción que evidentemente es la más fuerte de todo el disco, dejándonos ver el sonido nu metal que caracteriza la banda.

Después de ese rush de adrenalina con el que nos dejó el tema anterior, nuestro oídos se afinan para escuchar Roads Untraveled bajando de nuevo el tono pero no por mucho tiempo porque después de unos minutos se abre paso Skin To Bone, a tono con el disco, al igual que Until It Breaks que presenta el mejor estilo de Mike Shinoda. Tinfoil es un preludio a lo que será el final, tema de 1:00 min. de duración, únicamente instrumental que le da paso al final con Powerless, tema bastante melancólico similar a esos shifts de energía que encontramos en Living Things.

Este disco podría definirse como compacto, está muy bien pensado y producido, a medida que va rodando nos va llevando por un camino de más altos que bajos, pero con oportunidades para respirar y digerir cada tema. Linkin Park nos ha sabido presentar lo mejor de lo que fueron sus inicios dándole un giro y haciéndolo sonar actual y fresco.

Etiquetas: | | |

Relacionados

Comentarios