Reseña

14
Cochinometro

‘Paradise Valley’ – John Mayer

Alejandro Fernandes

Superar una operación que casi lo deja sin voz, un disco que no tuvo tanto éxito como se esperó (‘Born and Raised’, 2012) y un montón de rupturas amorosas, o al menos una tan importante con alguien que cambió su forma de componer (Jennifer Aniston) debió haber sido difícil, pero ese tipo de vicisitudes fueron cumbres para la creación de ‘Paradise Valley’.

Como en todos sus discos, John Mayer se enfoca en perfeccionar el sonido de las seis cuerdas. Su guitarra cada vez se acerca más al country manteniendo los ropajes blues que lo han acompañado en toda su carrera. Cumple siendo un trabajo lleno de buenos riffs y solos, ahora con más peso sobre la guitarra acústica y especial protagonismo de los slides, añorando el buen country folk de los ‘50s y amalgamándolo con su sonido deliberadamente pop.

Aún así, no es en extremo pop como sus primeros trabajos, ni en extremo country como ‘Born and Raised’. Ese equilibrio se agradece porque finalmente podemos escuchar en un disco la versatilidad interpretativa que un Mayer nos mostró en el genial DVD ‘Where the light is’ (2008).

Liricalmente, parece que el arrepentimiento y la tristeza fueron solo una nube negra en la vida de Mayer que vuelve a escribir, románticamente, del amor (“Paper Doll”). “Call me the breeze” es uno de los puntos altos del disco, redescubriendo las raíces blueseras del artista. Hay temas que hacen referencia a la pureza de los amores de la juventud (“Wildfire”, “Dear Marie”). Canta a dueto con su pareja actual, Katy Perry, en uno de los temas más cursis del disco (“Who You Love”). Frank Ocean también colabora en el interludio del álbum. Si me preguntan, “You’re No One ‘Til Someone Lets You Down” es el mejor track del disco.

Otro punto a resaltar es que existe cierta relación entre algunos temas del disco, sin llegar a ser un álbum conceptual per sé. Relata, quizás sin querer, la historia de un amor de verano a través de canciones, que vuelve a encontrarse tiempo después en esa suerte de ‘valle paradisíaco’ homónimo al disco.

Al final, superó a su mayor contrincante (a sí mismo) opacó a un disco linealmente aburrido pero de transición (‘Born And Raised’) y sigue reinventándose álbum tras álbum. ‘Paradise Valley’ podría ser el disco más coherente y mejor cohesionado de John Mayer.

Qué buen regreso, Mayer.

Etiquetas: |

Relacionados

Comentarios