Reseña

caramelos
Cochinometro

RESEÑA: ‘8’ – Caramelos de Cianuro: El cambio sin miedo al ridículo, sin sentido del absurdo

Diego Urdaneta

Tiempo atrás el trabajo de hacer el review de un álbum era visto con suma importancia. Era vital el link entre el artista y el público. Hoy, debido al boom del internet y las descargas ilegales (que muchos señalan como la razón por la cual ya no son necesarios los reviews) puedes por tu propia cuenta y al mismo tiempo que todos escuchar el álbum y darle un juicio tú mismo.

La música es muy importante, merece ser discutida y evaluada propiamente y hasta la fecha nadie ha inventado una mejor manera de hacerlo. La popularidad del internet podría significar que hoy en día ningún review es definitivo, pero eso no debería ser muy importante. Mientras más gente evalué y discuta, mucho mejor.

Pienso que los discos son más que puramente una experiencia sonora. La respuesta de nuestro cerebro hacia algún álbum depende de muchas cosas más que solo el sonido del mismo.

Una de las cosas que trato de hacer constantemente es escuchar los discos en varios contextos distintos. No necesariamente tienes que escuchar un disco sentado en un gran sillón en medio de  un cuarto oscuro con velas aromatizantes para entenderlo.

En verdad a veces lo hago, pero esa no es la única manera en la que la gente escucha música. Trato de llevarlo a un test drive en el carro, en el gimnasio, probarlo en la vida real. Lo escucho en cornetas y también con audífonos. Le doy unas cuantas vueltas concentrándome en la música y también de fondo cuando estoy haciendo alguna otra cosa. Algunas veces lo escucho solo o con amigos. La música entra en nuestras vidas de muchísimas maneras y siempre tengo esto en mente cuando estoy evaluando un álbum.

La música siempre se ha llevado parte importante de mis días aunque no haya sido mi primer amor. El fútbol siempre estuvo primero, y de chico me parecían ideales los viajes en carretera por toda Venezuela para guindarme los audífonos de mi Discman a todo volumen con el disco de la banda que me haya llamado la atención por esos días.

Siempre mis amigos me tildaron de ‘raro’ por mis gustos musicales. Aún hoy en día me sucede a menudo a pesar que considero bastantes primitivos los mismos. Por ejemplo: Mientras escribo este post suena de fondo la versión de Frenesí de Oscar de León, cualquiera puede disfrutar de un buen bolero (Aunque esto tenga mucho que ver con mi obsesión de en algún momento sacar un disco de reversiones de mis boleros favoritos).

Miss Mujerzuela llega a mis manos gracias a su portada, yo estaba caminando por una tienda de discos en Mérida cuando vi la portada de la chica con la nariz sangrando y la corona. Me pareció muy impactante en ese entonces y no dude por un segundo en gastar los 9000 bolívares que mi papa me había dado en efectivo para comprar ese disco.

Apenas escuche el tema Las Estrellas sentí una necesidad de ensenárselo a todos mis amigos y luego se convirtió en una especie de costumbre cantarlo a todo pulmón antes de algunos juegos. Algo como lo que hacía el FC Barcelona de Pep Guardiola con Viva La Vida, con la pequeña diferencia que nosotros éramos la selección sub 14 del Zulia.

Me resultó imposible no tener ese recuerdo presente cuando hace días tuve la oportunidad de escuchar ‘’8’’ el último álbum de CDC, 15 años y varias devaluaciones después. La evolución de cada quien como persona está condicionada a los cambios. Persona que no cambia con el pasar del tiempo no mejora, simplemente está estancada en el mismo lugar.  

Estemos conscientes o no, queramos aceptarlo o no, las cosas y la gente cambian. Ante estos cambios, nuestra forma  de reaccionar (a la que estamos acostumbrados) ya no nos es útil, por lo que necesitamos buscar una nueva opción.

Cambiar significa modificar nuestra conducta o forma de pensar ante una nueva situación.  Aún sin darnos cuenta, lo que vamos viviendo va modificando nuestro carácter. Algunos aspectos se fortalecen, otros se debilitan y surgen nuevas conductas, formas de pensar, etc.

Con este disco Caramelos De Cianuro nos está diciendo que han cambiado. Literalmente son personas distintas: Han cambiado de integrantes, han sido padres, han tenido hits, han tenido fracasos. Hasta se han ‘’separado’’. Querer que estos 4 seres humanos sean los mismos que hace 15 años es una de las exigencias más idiotas y egoístas que podemos proponer.  

Hace poco tuve la oportunidad de leer el Libro de CDC que escribió William Padrón, y su vocalista Asier decía que con este disco querían ampliar su espectro de estilos y texturas. Querían llevar su producción a su lógica y extrema conclusión. Comentaba sobre una epifanía que tuvo en una fiesta con La Billo’s, cuando tocaron  Do re mi fa sol, sol fa mi re do y el local en donde tocaban se cayó con ese tema. Asier concluyó que el novelty song no perdía su impacto nunca, y para muestra esta guaracha de 70 años de edad que aun pone a bailar a más de uno. Asier quería hacer un disco con 12 novelty songs, sin ningún miedo al ridículo, sin sentido del absurdo. Querían su disco megalómano, su Sgt. Pepper.

‘’8’’ es un disco donde el trabajo de su productor Héctor Castillo tiene quizás el protagonismo más grande a nivel de producción que he oído en los discos de CDC. Los primeros 7 segundos de Suerte De Principiante son mis 7 segundos favoritos a nivel de sonido de guitarras que le he oído a CDC. Fue el primer tema del disco que me hizo ir al piano a sacarme el tema a la primera escuchada. Tenía muchas ganas de oír este disco gracias a su primer single Secreto, ya que me pareció un riff de teclado bastante peculiar que aún no he podido sacar de mi cabeza. Un tema bastante atípico a lo que venían haciendo en sus discos anteriores, y que ya al haber tenido la oportunidad de oír el disco completo me parece el sencillo perfecto. Este tema me recuerda en algunos acordes y formas, a Gustavo Cerati. Y ya me imagino lo que están pensando al leer esto ‘’Este tipo está loco comparando a CDC con Cerati’’. No los estoy comparando, si no que las figuras que dibujan las guitarras y sobretodo el guiño de la voz de Asier cuando susurra la palabra ‘’secreto’’  (Casi que un recurso made in Cerati) me llevan a pensar que la mano de Héctor Castillo (Productor de Fuerza Natural) se nota a leguas aquí.

Una de las mejores cosas de ser músico es que puedes notar las influencias literales de los artistas que estés escuchando. No estoy diciendo que si no eres músico no puedes notarlas, sino que, por lo menos, tenemos más rapidez para captarlas que una persona que no lo sea. En El instante pasó escucho a La Casa. Y no, no soy de esas personas que critica a otros artistas por ‘’repetirse’’. Son personas de carne y hueso que tienen las mismas necesidades que tú que en la comodidad de tu laptop criticas esto. Obviamente los artistas se repiten, al final del día es la misma persona que compone. No recuerdo dónde o a quien se lo leí, pero en algún lugar leí que si La Casa la cantara Andrés Calamaro, esa canción sería un himno sureño. Y sinceramente, no tengo argumentos para desacreditar a esa persona.

Adiós a las armas es un tema que me esperaba. Conociendo la situación que la banda vivió hace poco tiempo, no me tomó por sorpresa. Quizás la forma musical y sonora  me sorprendmás que la lírica, ya que es un formato que siguiendo la onda del disco, nunca había sido explorada por la banda antes. CDC sigue agregando hooks característicos a sus temas que saben que van a cuajar. Ellos ya saben lo que les funciona, es una banda que siempre ha tenido claro su norte.

Como todo disco conceptual, es bastante común que tengan un tema con el cual la fanaticada más antigua pueda relacionarse. El jazz te lleva a ese pogo que solo lograba El Martillo.  Un tema el cual estoy seguro que disfrutan bastante tocar en vivo.

Este disco se podría decir que es el 2do de una nueva banda. Manejan el funk, jazz, rock and roll, new wave, synthpop, hasta volver a sus raíces para romper barreras que jamás se hubiesen imaginado hace algún tiempo atrás. Como todo disco de esta clase, llamémoslo ‘’experimental’’, solo el tiempo lo pondrá en su lugar. No quise dejarme llevar por las primeras reacciones o comentarios hacia un disco de estas características. Al final del día, la música nos pone a todos en nuestro preciso lugar.

Etiquetas: | | | | |

Relacionados

Comentarios