Reseña

tenacious-d-rise-of-the-fenix
Cochinometro

Rize of The Fenix — Tenacious D

Pablo Luis Duarte

Ellos se han autoproclamado “La mejor banda del mundo” una y otra vez desde sus inicios. Tal vez no son la mejor banda, pero pueda que si sean los más honestos y claros con lo que quieran hacer con su música.

Kyle Gass y Jack Black, o el dúo conocido como Tenacious D, estrenaron recientemente su última producción Rize of The Fenix, donde se conjuga los elementos que los han hecho famosos, su obvio manejo del doble sentido, bromas sexuales y esos homenajes a las más grandes bandas y músicos del rock.

No será el mejor disco de la banda, ni el mejor disco del año o de todos los tiempos, pero ellos hacen lo que quieren y eso se nota desde la primera canción que lleva el título del álbum. Desde el primer track declaran que no le interesan los críticos, los reviews ni nada que implique una serie de personas que vean más allá de la simpleza de su genialidad.

A pesar de no seguir estos patrones, se desafían para conseguir convertirse en lo mejor de lo mejor, tal como dicen: “para que seguir si no somos la mejor banda del mundo”.

Los discos para Tenacious D son cartas de presentación para los trabajos subsiguientes, videos, conciertos, etc. Éstos son en definitiva la manera de mantener gritando a los fans y manteniendo a Tenacious D como una de las mejores bandas en vivo por los momentos.

Con intermedios donde el dúo bromea entre ellos, una canción que homenajea al trabajo más viejo del rock (Roadie) y la pieza épica The Ballad of Hollywood Jack and The Rage Kage, el disco sirve de reflexión de alguna manera ante sus carreras en el cine y en la música.
Como atracción extra, al igual que en sus producciones anteriores, Dave Grohl realiza las baterías, quien es pieza fundamental en la historia de la agrupación.

Un disco que sirve para entretener, y solo eso. Sin necesidad de presentar más ni esperar más, todos levantados ante Tenacious D.

Relacionados

Comentarios