Reseña

BGzlYAHCUAAcFTa
Cochinometro

Será — Nuevo disco de @vidaboheme

Ignacio Redondo

Finalmente llega, después de casi 3 años de darle play y repeat a ‘Nuestra’, el segundo capítulo de La Vida Bohéme. La nueva producción discográfica, ‘Será‘, se presenta con traje de álbum conceptual: tracks unidos por atmósferas sonoras, líricas críticas, reflexivas, concepto gráfico claro e hilvanado con un sonido más ambicioso.

‘Será’ es disco y discurso en tres tonos: Uno rockero, otro electrónico y uno caribe. En cada tema, alguno de estos “adjetivos” toma el mando, los otros le siguen por turnos. No es coincidencia que esto sea el hilo conductor de la narrativa lírica-conceptual del álbum. Aplaudo el espacio interpretativo, como consumidor, lo agradezco.

Si a comparación lo llevamos, la construcción de ‘Será’ está completamente influenciada por la estructura de ‘The Wall’ de Pink Floyd. Se repiten motivos (“Hornos de Cal” y “Helena”) y echa el conocido cuento de “caer, levantar, reconstruir”, por supuesto, desde un ángulo completamente latinoamericano. Es un ‘muro’ más que una pared. Bestial.

Ahora vamos con los sonidos.

Hay de todo. A muchos les va a gustar esto, a otros posiblemente no tanto. Lo que sí es una constante es el flow afro-venezolano. Si no es un instrumento, es una melodía. Si no es una letra, es la métrica. Todo tiene color Venezuela. Incorporarlo en un disco tan esperado no solo es atrevido y fantástico, sino educativo. Sí se puede unir fuerzas con el folklore musical del país. Pero hay que saberlo hacer y de eso se trata el arte de La Vida Bohéme.

Lo más “latinoso” que tiene el disco es un merengue descarado llamado “La Vida Mejor”. Sin anestesia. Arriesgada movida para un público que baila rock y está esperando las órdenes estéticas de la banda. Pues chicos, les toca cambiar la pintura por una pareja de baile. Otra locura latina, más venezolana que otra cosa, es “Angelitos Negros”. Henry casi se contrapuntea a sí mismo, con una melodía de trabalengua de pueblo que lo hace cantar: “y mi cara no ha llevado ni un solo golpe“, rápidamente.

Hacia el lado rockero tenemos temas como “Hornos de Cal”, que es para mi el mejor del álbum. La letra y la progresión es una genialidad. Todos conocíamos el track a través de Youtube, pero la buena mano productora de Rudy Pagliuca hizo que mutara a uno más ‘up-tempo’. Después tenemos “La Sangre y el Eco” que es donde se le escapa a la banda su vena ‘The Clash’. En una onda más lenta, “La Bestia” es otro de los temas más fuertes del disco, especialmente por el coro y la letra. Otro de mis favoritos.

Para ti, el fanático de “Radio Capital”, “El Futuro Funciona” es el tema que quieres escuchar sin parar. Aquí tienes a Henry cantando a todo pulmón en un altavoz y repitiendo sin cesar que ha visto el futuro y al parecer funciona: si se refiere al país, pues admiro su ingenuidad; pero si habla de su carrera, acertó.

“La Piel del Mal” entra en la categoría electrónica junto a “Antes Era Mejor”, siendo la primera superior, con posibilidades de sencillo. Suena a ‘changa tuky’. Es difícil de entrarle, pero le agarras el gusto. “Antes Era Mejor” es la canción que yo salto del disco. Es un buen tema, pero para mi, es opacado por toda la genialidad que viene antes y después de él.

El elemento punketo de repetición es clave para entender ‘Será’. Esto, junto a la inclusión de ritmos venezolanos y latinos a los que no estamos acostumbrados a escuchar en la banda. Si La Vida Bohéme quería introducir admiración y respeto por nuestra música a una audiencia desapegada, lo puede lograr.

Especial mención a la banda por mantener su equipo de trabajo local. Aplausos a Rudy Pagliuca (Productor), Leonel Carmona (Mezcla) y a los colaboradores (El Negro Álvarez). Que quede claro, se pueden hacer discos impresionantes en el país.

‘Será’ llena y supera las expectativas que dejó ‘Nuestra’, y justifica la tardanza de su salida.

Felicidades.

Etiquetas: | |

Relacionados

Comentarios