Reseña

11
Cochinometro

‘Tristeza’ – Carlos Angola

Maily Sequera

El nuevo disco de Carlos Angola vendrá en dos partes de ocho canciones cada una. La primera, llamada ‘Tristeza’, ya llegó. La segunda, ‘Poptimista’, la tendremos en marzo.

Es difícil adivinar las expectativas de cualquiera pero, con respecto a un cantautor, yo creo que uno espera: (1) originalidad, (2) personalidad, (3) concepto musical en sus obras, (4) cierto sello vocal, (5) habilidad como un letrista que no se va por el camino fácil y (6) algún medido talento como instrumentista o histrionista de sus creaciones.

En ‘Tristeza’ hay algo que no termina de cuadrarme. Puedo entender las intenciones del pop acústico, sus estructuras simples, pero no entiendo si esto ha filtrado en exceso a Angola, restándole riqueza. Creo que hemos quedado con 8 canciones de un sabor similar que las vuelve fáciles. Es una impresión que tengo de la música pero sobre todo de las letras de Angola. Pueden encantar, ser pegadizas, porque te colocan en situaciones emocionales conocidas pero son intelectualmente cómodas. A veces, pude completarlas sin conocer qué iba a decir. Quizás es una búsqueda personal pero yo quiero que un cantautor sea más difícil, un poco raro. La simpleza musical es para la gente sexy que baila en un escenario. El pop de autor tiene que desafiar alguna cosa. Y esto de la sencillez estaría bien si ocurriera una vez, pero ocurre siete veces en todo el disco, menos con “La Despedida”, el single de esta primera entrega. Concluyo de Angola me gusta de una canción a la vez.

Carlos Angola muestra originalidad dentro del contexto y la oferta nacional. Me interesó escuchar su disco porque escuché “La Despedida”, y me pareció que casi había dado en el clavo, que algo así, como su canción, nos hacía falta. Casi era como un hit, un hit radial pop más allá de la radio alternativa, hecho por alguien que escribe y toca música alternativa. Eso, ¡eso es rarísimo en Venezuela! Es un milagro. Pero “La Despedida”, la única canción que no pide complicación en ese disco, se complica en algún momento variando la estructura pop que la hace divina. En la única canción que uno desea adivinar la vuelta del coro y seguir cantando con Angola, él, no, se niega. Cuestión de puntería. Aun así, me causan curiosidad sus próximos tiros.

Por ahora me quedo con la idea de que Carlos Angola muestra originalidad porque nos refresca el panorama del pop de autor. Sobre todo tiene una voz que agrada -y éste creo que es su mayor valor-. Queda esperar por ‘Poptimista’ y ver cómo se hila con ‘Tristeza’. De este trabajo, recomiendo el track, “Tantas veces”, a dúo con VelFrance.

Que esto no se entienda como una puntuación mediocre sino como una puntuación expectante. Esto va muy bien para Angola. Tristeza es un disco que se hace mejor que ‘Rompecabezas’, su debut. Un trabajo que significa un avance, una construcción, una posibilidad. Angola nos da motivos para que le prestemos atención.

Etiquetas: |

Relacionados

Comentarios