Noticias

imagen Cochino Top: La música en las elecciones venezolanas

Cochino Top: La música en las elecciones venezolanas

En estos días preelectorales, jamás quedarás mal en una reunión entre amigos si, en pleno debate político, repites la manida frase “las campañas electorales las gana o las pierde la economía”. En cambio, si se te ocurre decir algo como “las campañas electorales las gana o las pierde la música que acompaña al candidato” te van a ver como un desquiciado; cosa que probablemente eres si dices eso. Es poco probable que alguien cambie su voto por lo pegajosa de una canción electoral, pero sin duda sirve para animar a la base y cohesionar un mensaje. Además se quedan taladradas en lo más profundo de tu mente por años y décadas.

A continuación, presentamos a ustedes los jingles y canciones más relevantes que han acompañado las campañas presidenciales en Venezuela.

Ese Hombre Sí Camina, Campaña CAP 1973-1974

“Ese hombre sí camina. Va de frente y da la cara”. Toda una declaración de principios, especialmente en un contexto como la política venezolana donde casi nadie nunca responde por sus acciones. Este jingle es toda una máquina en el tiempo que nos lleva a los años 70, y nos permite ver a un Carlos Andrés con patillas y fluxes de colores espantosos caminar por distintas partes del país. Podemos ver los orígenes del famoso saludo de CAP, ondeando los brazos abiertos sobre la cabeza, que lo hiciera popular en 1983.

Salas Romer freestyle flow, Campaña 1998

El rap y el hip hop se hacen presentes en la política venezolana de la mano de un “espontáneo”, que ensalza las virtudes del candidato que probablemente menos asociaría uno con el rap y el hip hop. Malandros robacadenas, ambulancias y canchas maltratadas, entre otros problemas, son resueltos por el mismísimo candidato en persona, al que vemos al fondo del comercial llevando con la cabeza el ritmo que llevaría tu abuelita oyendo Conticinio o el Pájaro Chogüí.

Dile sí a tu país, campaña Lusinchi 1983

Este comercial de pegajoso ritmo marcial, es un ejemplo perfecto de una antiquísima tradición venezolana: abandonar el trabajo y los estudios e irse detrás de la primera pachanga posible. Ciudadanos de cualquier clase social escuchan la música y de inmediato dejan de hacer lo que sea que estuvieran haciendo (regando los helechos, practicando el saxofón, afeitarse) para sumarse a una marcha, antecedente histórico de las bailoterapias, que acude al encuentro del candidato. Vale destacar que Lusinchi pareciera haber estado, horas antes de que llegara la gente, en una calle vacía, aleteando los brazos como loco. Quizás estaba presagiando al Harlem Shake.

¿Con quién estás tú compañero?, campaña Piñerúa 1978

El blanco y negro no engaña: este es un comercial que nos habla de la Venezuela que se nos fue. Un grupo de personas nos muestran en close-up los mejores looks de la época, al son de un alegre galerón tocado al cuatro que nos habla de las bondades del candidato de turno; de esa campaña muchísimos recuerdan el pito que al soplar hacía 4 notas, que parecían decir: Pi-ñe-rúúú-Á, otra muestra de lo importante que puede ser la música para posicionar en la mente a un candidato. Sorprende sobremanera la sonrisa de Piñerúa al final del comercial, especialmente si lo contrastamos con la eterna cara arrugada que tuvo el personaje al final de su vida, en el famoso episodio de la lista de Piñerúa.

Comercial Guillermo Dávila, Campaña Arias Cárdenas 2000

La campaña de Arias Cárdenas es la muestra más clara de la confusión reinante en Venezuela durante la primera década del siglo XXI. Muchos preferirían olvidar que votaron por él; pero imaginamos que quien más quisiera olvidar cualquier cosa relacionada con Arias Cárdenas y su campaña es Guillermo Dávila, que se presta para este jingle clichoso. No, Guillermo: no amaneció, no hubo rumbos que nos llevaran a cumplir sueños, nadie rescató a la cordura e incluso se te olvidó doblar tu parte de guitarra en la primera toma del comercial. Mejor pasar la página.

Hay un camino versión Vieja del Cafetal Mix, campaña Capriles Radonski, 2012

Cuenta la leyenda que alguna vez el mitin político en Venezuela fue sinónimo de cerveza, pinchos callejeros, dominó y altisonantes discursos. Pero por alguna extraña y desconocida razón, que algún día algún psicoanalista logrará descifrar, la oposición logró convertir al acto de masas en una reunión informal, donde cientos de personas se entregaban a practicar rutinas aeróbicas más propias de la bailoterapia que de una campaña proselitista. Esta canción es un reflejo de esa época. El clásico jingle político sube los beats por minutos, se pone las lycras e invita a saltar, sudar y pensar lo menos posible.

Chávez, corazón del pueblo. Campaña Hugo Chávez 2012

Hany Kauam, Omar Enrique y los Cadillacs suman sus esfuerzos para hacer su propio We Are the World, en el que no falta ni uno sólo de los clichés del género, incluyendo la manito sosteniendo el audífono derecho, los lentes de sol bajo techo y la cantadita todos abrazados, compartiendo un micrófono. Un jingle muy bien producido, que mezcla distintos ritmos, nos habla de alegría, hacer el bien, cambiar el mundo y salvarlo, lo que contrasta con el discurso combativo y radical del candidato. Mención especial al difunto comandante rockeando con el bajo.

ÑAPA: Resultados por Venevisión, Operativo Democracia, cualquier año

Esto no es propiamente un jingle, pero todos los venezolanos sabemos que esta música es el preludio inminente del acto final en cualquier jornada electoral venezolana. La fanfarria de Venevisión es el momento en el que muchos aplauden, otros tantos maldicen y la gran mayoría piensa “Ahora sí es verdad que se jodió este país”. No podíamos hacer este top sin mencionar esto.

Etiquetas: | | | |

Relacionados

Comentarios