Noticias

imagen ESPECIAL: Trent Reznor a través de las canciones

ESPECIAL: Trent Reznor a través de las canciones

No es ajeno para nadie, incluso para nuevas generaciones, que uno de los músicos más influyentes en la historia de la música es el señor Trent Reznor. De su mente han salido creaciones tan oscuras como geniales que permanecen a través de los años y poca gente olvida.

En medio de todo el hype alrededor de Nine Inch Nails con respecto al lanzamiento de su nuevo álbum, ‘Hesitation Marks’, nos atrevemos a estudiar la evolución de Reznor a través de los años, usando como evidencia sus canciones.

Option 30

Poca gente lo sabe, pero la primera banda de Reznor se llamó Option 30 y su estilo distaba mucho de la música que lo hizo más famoso. Tocaban new wave por allá a mediados de los ochentas y llegaron a grabar un demo que fue publicado luego del masivo éxito de Nine Inch Nails, en 1997.

“Gotta Look Sharp” era uno de sus temas y en este video podemos ver a Trent bailar:

Trent Reznor no siempre fue vocalista

Tras dejar Option 30, Trent consiguió trabajo como ingeniero asistente y conserje en un estudio en Cleveland y tocaba teclados y sintetizadores en dos bandas: The Innocent y Exotic Birds.

La primera tocaba un pop rock con pocos toques pesados y dejaban colar un poco el New Wave a lo The Police (de hecho, el vocalista lo emulaba. Solo editaron un álbum en el ’85 titulado ‘Livin’ in the Street’. Así sonaban:

“Heartzone”:

Por su lado, Exotic Birds tocaba música más dance y orientada al synthpop. Con Exotic Birds lograron un éxito moderado pero hasta ahí. Llegaron a abrirle shows a bandas importantes en la época como Culture Club y Eurythmics. La banda editó tres discos pero Reznor era una suerte de músico de sesión. El grupo logró hacer aparecer como un proyecto ficticio en una película protagonizada por Michael J. Fox y Joan Jett:

Una escena de la película:

El comienzo de Nine Inch Nails:

En sus ratos libres en el estudio, Trent grababa, producía y tocaba SOLO su propio material, ya que le costaba conseguir compañeros de banda que tocaran las canciones de la forma que él quería.

 

‘Pretty Hate Machine’ (1989):

El primer disco de Nine Inch Nails no tuvo el gran éxito de sus álbumes posteriores, pero cuando la gente sigue recordando un disco que salió en 1989 y sigue manteniendo vivas sus canciones, creo que sí tienes éxito. “Sanctified”, “Down In It” y “Head Like a Hole” fueron los mayores éxitos del álbum. Este último es uno de los más usuales de NIN en vivo.

En cuanto a composición, “Something I Can Never Have” es uno de los mejores cortes de ‘Pretty Hate Machine’. La letra es bastante melancólica y la oscura instrumentación va muy acorde al tema:

“You always were the one to show me how. Back then, I couldn’t do the things that I can do now. This thing is slowly taking me apart. Gray would be the color if I had a heart”

‘Broken’ (1992):

Este EP marcó el ingreso de Nine Inch Nails a una discográfica grande (Interscope) y el primer gran éxito comercial de la banda, con “Wish” ganando un Grammy como mejor interpretación de metal en 1993. Uno de los temas más explosivos del repertorio de la banda:

“Wish there was something real, wish there was something true, wish there was something real in this world full of you”

‘The Downward Spiral’ (1994):

Mientras la popularidad de la banda crecía, Reznor se iba volviendo un compositor aún más oscuro y crudo. ‘The Downward Spiral’ es quizás la mayor muestra de ello. Es un disco lleno de temas explícitos como “Closer” (con su polémico videoclip) que versa sobre una relación netamente carnal.

Una canción usualmente es especial cuando alguien ve en ella lo que los demás no ven. Eso le pasó a Johnny Cash con “Hurt”, uno de los temas más personales del disco junto a “Mr. Self Destruct”, que hizo una versión del tema para su disco ‘American IV: The Man Comes Around’. A continuación las dos versiones:

“I wear this crown of shit upon my liar’s chair. Full of broken thoughts I cannot repair. Beneath the stains of time the feelings disappear. You are someone else, I am still right here”

NIN:

Cash:

 

‘The Fragile’ (1999):

Se trata del primer disco doble de la banda, donde cambia un poco su fórmula (aunque siempre han seguido una misma línea). Este disco es más ruidoso y más trabajado a nivel musical. La recurrencia en canciones a sonidos de otras canciones del disco se hacen una constante.

En esta nueva etapa, Reznor sigue atormentado por sus demonios de siempre, como el miedo a arruinarlo todo. “Even Deeper” de la primera parte del álbum, es la muestra:

“And in a dream I’m a different me, with a perfect you. We fit perfectly and for once in my life I feel complete and I still want to ruin it”

De la segunda parte, conseguimos “Starfuckers, Inc.” (editada como sencillo como “Starsuckers, Inc.” Muestra a Reznor componiendo en base a tiempos más rápido y usando más los gritos como elementos esenciales para hacer noise, aunado al punteo de bajo y la estridencia de las guitarras. La letra es una de las que más crítica muestra:

“I’ll be there for you as long as it works for me. I play a game, it’s called insincerity”

‘[With_Teeth]’ (2005):

‘With teeth’ marcó el regreso al mundo musical de Reznor, quien para ese entonces sufría de alcoholismo y abuso de sustancias ilegales que casi le cuestan la vida. Su lucha en contra de esto también le inspiró para escribir algunas letras.

“The Hand that Feeds” es quizás el tema más recordado del álbum, ya que fue incluido en el soundtrack de distintos videojuegos. El tema es un tanto distinto al resto del repertorio de NIN y es el primer acercamiento de Reznor al pop a través de la música electrónica, con un aire dance innegable:

“Cause you do what you’re told, but inside your heart it is black and it’s hollow and it’s cold”

‘Year Zero’ (2007):

Este es el primer álbum de la banda que se dedica netamente a la crítica, enfocado en las decisiones del gobierno de su país. También fue un proceso de composición muy atropellado para Trent, quien se encontraba de gira mientras componía estas letras.

El sencillo principal del álbum, “Capital G” es probablemente la mejor del disco:

“Don’t try to tell me that some power can corrupt a person. You haven’t had enough to know what it’s like, you’re only angry ‘cause you wish you were in my position, now nod your head because you know that I’m right”

‘Ghosts I–IV’ and ‘The Slip’ (2008):

Tras divorciarse de las grandes discográficas, Reznor se atrevió con dos proyectos bastante ambiciosos y distintos entre sí.

‘Ghosts I–IV’ es un disco denso, instrumental y bastante largo (36 canciones) que salió tras un proceso largo de composición e improvisación con algunos de sus fieles colaboradores: Atticus Ross, Alan Moulder, Alessandro Cortini, Adrian Belew, and Brian Viglione. Salió en descarga digital y posteriormente pasó a formato físico. Además que fue concebido bajo licencias Creative Commons sin fines comerciales. Reznor se siente muy orgulloso de ‘Ghosts’ y lo define como “una banda sonora para soñar despierto”. Como particularidad, este fue el primer álbum editado con licencias Creative Commons en ser nominado al Grammy (recibió 2 nominaciones)

“34 Ghosts IV” les supuso la nominación:

Por su lado, ‘The Slip’ tuvo un lanzamiento aún menos ortodoxo, siendo lanzado en libre descarga a través del sitio web de la banda sin previo aviso. El mismo Trent repartió el sencillo promocional “Discipline” al día siguiente de ser masterizado. A pesar de esto, “Lights in the sky” uno de los temas centrales del disco, volviendo a los tormentos de cada espacio de la mente de Reznor:

“Time has a way, you know, to make it clear. I have my role in this, I can’t disappear or leave you here”

La sociedad de las bandas sonoras con Atticus Ross (2010/2011):

Tras alejarse de Nine Inch Nails por enfermedades y cansancio, Trent fue contratado junto a su socio Atticus Ross por el director David Fincher para hacer el soundtrack de la película ‘The Social Network’, que le hizo merecedor de su primer Globo de Oro y su primer Oscar.

La dupla repetiría para la siguiente película de Fincher, el exitoso y extenso thriller ‘The Girl with the Dragon Tattoo’, un trabajo mucho más cohesionado pero que no gozó del mismo éxito que el del film previo. Lo mejor es sin duda su versión a “Immigrant song” de Led Zeppelin que, si ven la película, va muy bien con la escena donde fue dispuesta. La voz fue prestada por Karen O, vocalista de los Yeah Yeah Yeahs:

How to destroy Angels (desde 2010):

A HTDA no se le debería calificar como una banda, sino como un colectivo. Este es el lado más experimental de Reznor, que se ve en compañía del fiel Atticus Ross, su esposa Mariqueen Maandig y el director de arte Rob Sheridan, con quien había trabajado previamente con NIN. El conjunto tiene 2 EP y un álbum de estudio, editado este mismo año del que se desprende “How Long?”:

Acá Reznor no tiene tanto peso en las letras, tarea de la que se encarga su esposa.

‘Hesitations Marks’ (2013):

El esperado regreso de NIN está por llegar  y ya podemos escuchar adelantos. Para este nuevo disco, la banda de Reznor rompe un poco su línea sonora, llegando a ser comparados con la música de Good Charlotte (un insulto para Reznor, suponemos) por su tema “Everything”. El disco llega el próximo 3 de Septiembre pero no podemos esperar más.

“Came Back Haunted” es el primer sencillo y su video es, entre otras cosas, alucinante:

“Everywhere now reminding me I am not who I used to be, I’m afraid this has just begun. Consequences for what I’ve done”

Bonus:

“The Perfect Drug”: Fue un tema producido para una película de David Lynch pero es uno de los más geniales compuestos por Reznor:

Reznor también participó en la película/documental de Dave Grohl, Sound City, y grabó este tema junto a él y Josh Homme:

 

 

Etiquetas: | | | | | |

Relacionados

Comentarios