Noticias

imagen La Vida Bohéme resucitó el Teresa Carreño

La Vida Bohéme resucitó el Teresa Carreño

Tomar desprevenida la sala Ríos Reyna del Teresa Carreño no es tarea fácil. Una sala que tiene tanto tiempo sin gozar de una presentación musical abierta que no tuviera alguna connotación clásica no debería estar preparada para arropar a casi 2.000 personas para ver uno de los actos de rock independientes más hambrientos de últimos 5 años. Repito, no debería.

Discos Caracas convocó para el fin de semana pasado una exposición de su ‘roaster’ (menos los nuevos miembros, Los Mesoneros) en la sala más grande el teatro, pero protagonizando la noche los siempre vanguardistas, La Vida Bohéme. Las apuestas dieron positivo.

Antes de hablar del show quiero hablar de la asistencia. Pocos asientos faltaron por llenar en la parte superior de la sala, cosa que da a entender que un poco más de dos mil personas asistieron a este evento, que a mi criterio, marca un hito histórico en el rock nacional, especialmente en el contexto del año que cursamos.

Una vez los asistentes tomaron asiento y las luces bajaron, Francisco “El Oso” Granados dio una pequeña introducción de la noche donde invocaba la presencia de los teloneros de la noche, Los Colores y Americania, para luego ser callado por aplausos que pedían a los actores principales de la noche.

LosColores2

Los Colores toman el escenario y dieron un show en un nuevo formato que incluye a Rafael Pino en la percusión. Esta banda dio un repertorio bastante cerrado de su álbum debut, “Clásico”, que fue más que suficiente para impresionar y justificar su presencia ante el titan que significa el Teresa Carreño. Alejando Sojo es sin duda alguna uno de los mejores vocalistas que esta tierra haya parido y si se le inyecta disciplina y constancia ,harán de este proyecto uno de los más grandes del continente si así se lo proponen. No tengo duda de eso.

LosColores1

Al terminar y mientras Americania tomaba el escenario, vimos el cortometraje animado dirigido por Carl Zitelmann, “Flamingo”. Hermoso detalle de un interludio audiovisual que se diseñó para darle tiempo al siguiente telonero para arreglarse en la tarima.

Americania2

Americania es recibida por el público de una manera muy acogedora e inmediatamente presentaron parte de su repertorio incluido en su reciente salida discográfica, “La Fiesta del Rey Drama”. Definitivamente una nota muchísimo más “pa dentro”, pero de un disfrute musical grandísimo. Quizás por el estilo musical era mejor, estratégicamente hablando, colocar primero a Americania y luego a Los Colores. Pero la trayectoria sobrepasó la estrategia y estuvo bien.

Americania1

Al finalizar Americania hubo un detalle de producción que sorprendió a todos los presentes en lo que sería una de las entradas más espectaculares que alguna vez haya visto. El telón no cerró para hacer la transición entre Americania y los grandes de la noche.

La banda se quedó frente a lo que parecía un error, cuando sin avisar, el telón detrás de Americania subió para descubrir a La Vida Bohéme de espaldas en lo que parecía ser un muy profundo escenario… y la tarima empezó a girar.

Por si no me explico bien, la tarima donde se encontraba Americania frente al público comenzó a girar para dar paso a los Bohéme que se encontraban en la parte trasera de esta tarima redonda. Una entrada que nunca voy a olvidar.

Fue algo así:

Este impulso del concierto fue suficiente para que todas las personas que se encontraban en la sala se quedaran de pie por todo el concierto. “La Vida” empezó con “Cementerio del Este” mientras giraba hacia nosotros. Y ahí comenzó todo…

Un set muy distinto al que conocimos el día del lanzamiento de “Será”, segundo álbum de los caraqueños, que mezclaba muy bien los temas de su álbum debut, “Nuestra”, para el deleite de los fanáticos que no cantaban, sino gritaban los temas de los dos álbums.

Temas como “Hornos de Cal”, “La Piel del Mal”, “Calle Barcelona”, “La Sangre y el Eco”, “El Buen Salvaje” y los clásicos como “Danz” y “Radio Capital” fueron parte de una noche increíble con una producción de visuales y de audio más arriba de la calidad normal.

Un buen detalle de la alineación que ya cuenta con extras como Héctor Tosta, Rudy Pagliuca y Jorge Torres, fue la incorporación de Juan Rodriguez Berbín en la percusión, quien le agrega un toque electrónico-experimental a sus aportes que va muy de la mano con el concepto de la banda. Brutal fichaje.

Al finalizar la opinión general de lo que sucedió esa noche fue la de una de esos eventos donde la gente se dividirá en las personas que estuvieron y las que no.

Soy un evidente “jalabola” de lo que hace esta banda y no me avergüenza decirlo. Soy fanático del duro trabajo, de la superación y de los resultados de calidad. El que niegue esto, simplemente tiene que revisarse.

Yo estuve en el show del Teresa que dio La Vida Bohéme.

Agradecimiento especial a nuestro amigo Eduardo Regalado por las fotografías. Chequeen su trabajo en su cuenta de flickr.

9294353896_15d960d1f6_b

 

Reseña por Ignacio Redondo.

Etiquetas: | | | | | |

Relacionados

Comentarios