Noticias

imagen 3 películas y 3 discos que debes ver y escuchar esta semana (XIX)

3 películas y 3 discos que debes ver y escuchar esta semana (XIX)

Por Alejandro Fernandes Riera // @fernandesriera

El menú cinéfilo de esta semana está servido, pero no garantizamos que les caiga de las mil maravillas en el estómago. En primer lugar, tenemos a mother!, nuevo experimento de Darren Aronofsky, un director visionario, incomprendido y severamente criticado que presenta una película cargada de alegorías yuxtapuestas, que si bien algunas son sumamente obvias, quedarse con esta única lectura puede ser un error considerando el entramado de ideas que plantea en el filme. Luego está Lars and the Real Girl, una película donde Ryan Gosling pone a flote todo su rango actoral y ofrece una actuación hermosa como un hombre con un ligero retraso mental que se enamora de una muñeca sexual. Por último, tenemos Force Majeure, una cinta incomodísima de parte del director sueco Ruben Östlund, de quien quiero ver su próximo trabajo, The Square, premiado en Cannes de este año.

También hay una propuesta culinaria para esta semana, cortesía del nuevo disco de Liam Gallagher (que supera con creces a los terribles discos de Beady Eye), The Ghost of a Saber Tooth Tiger, la banda del hijo de John Lennon y Kumai, un proyecto de dos venezolanos con muy buenas ideas que les falta algo de pulitura para ser excelentes.

Pasen adelante, sírvanse todo lo que vayan a comer y llévense algo para la casa, que no cobramos los peroles para llevar.

1. mother! (2017, dir. Darren Aronofsky, Estados Unidos)

Para hablar de mother!, hay que hablar sobre tres películas claves de Darren Aronofsky que permean en su más reciente trabajo: Pi (1998), The Fountain (2004) y Noé (2014). La primera y la última dejan claro el juego de Aronofsky con la religión, siendo capaz de cuestionar la existencia de un dios sin necesidad de poner a prueba su fe. La del medio es una cinta con intenciones mucho más cerebrales, que sirve como forma de lidiar contra el luto, el dolor, o el maltrato de algo externo a través del tiempo. Las tres tienen mucho que ver con  tanto en tono como en approach, pero cada una es tan diferente de la otra, que solo sirven como complemento para entender la mente del director.

En mother!, Aronofsky condensa un arsenal de alegorías que van desde las más visibles -es, al mismo tiempo, una adaptación del Génesis de la Biblia y una metáfora al maltrato a la mujer y al medio ambiente- a otras capas más autobiográficas -hay alegorías a la vida en relación del autor con sus parejas sentimentales, a quienes, según podemos concluir tras el visionado, les admite su abandono por perseguir su propósito artístico y condena a entregarles todo para al final, simplemente destruirlas y empezar de cero con una persona nueva, con la misma pureza y buenas intenciones. Si bien Rachel Weisz lo dejó por Daniel Craig, lo que quiere decir con la película es que fue su culpa y advierte a su nueva pareja, Jennifer Lawrence, quien lo borda en el protagónico de mother! al igual que el resto del reparto (todavía le tengo un poco de arrechera a Michelle Pfeiffer), de que puede pasarle lo mismo.

Aronofsky puede pecar de ególatra y presuntuoso, pero con este trabajo, finalmente se gradúa de esteta, de maestro del ritmo y de artista, si es que ya esto no lo había logrado con Black Swan o The Wrestler. Un statement artístico desde donde se le mire, que lleva sus influencias como estandarte, pues hay tanto de Lynch -la película me recordó un poco a Inland Empire– como de Polanski, pero de una forma más interpretativa que de homage, pues Aronofsky logra plasmar su estampa en cada fotograma, gracias a sus incómodos movimientos de cámara y su pasión por las secuencias in crescendo, salvo que en lugar de usar el hip-hop montage (recurso recurrente en su cine, como vemos en Requiem for a Dream, Pi y Noé), opta por secuencias donde el sonido traslada a la pesadilla que atraviesa nuestra protagonista, una mujer que vive con su esposo en una casa en el medio de un campo, a la que comienzan a llegar invitados inesperados, alterando su tranquilidad. Desde hace años, una película no generaba tantas opiniones divididas entre críticos y, sobretodo, entre espectadores y puedo entender por qué esta está causando tanto revuelo, pero lo cierto es que acá, el autor hace uso del pacto que muchos directores se olvidan a la hora de hacer una película, y es el que firman con la audiencia para que cada uno dé la interpretación que quiera a su obra, pues siento que dependiendo del bagaje psicológico de cada quien, además de su sexo, interpretarán el filme de una forma diferente.

Dicho esto, es necesario que vayan a verla con la mente bien abierta y no se queden nada más con lo que vieron o lo que dije yo acá.

2. Lars and the Real Girl (2007, dir. Craig Gillespie, Estados Unidos/Canadá)

Aún no he visto Blade Runner 2049, pero espero hablarles de ella la próxima semana. Sin embargo, sí tengo otra película de Ryan Gosling para recomendarles. Lars and the Real Girl es una dramedia donde Gosling interpreta a un personaje con problemas mentales que llega a su casa con su nueva novia, y para sorpresa de su hermano y su cuñada, es una muñeca sexual. Por recomendación de su terapeuta, la familia y sus amigos comienza a incluir a la chica a las dinámicas familiares y del pequeño pueblo donde viven pues, para el personaje de Gosling, ella habla, se mueve y respira como cualquier otra. Una exploración sobre la psique de un ser bonachón, con momentos de ternura e incomodidad bien repartidos en el guion.

3. Force Majeure (2014, dir. Ruben Östlund, Suecia)

Una familia (padre, madre y dos hijos) se va de viaje a los Alpes suizos, y mientras comen en un restaurant, se desata una avalancha que amenaza con dejarlos cubiertos de nieve. Mientras más se acerca, más nerviosos se ponen y ya cuando está lo suficientemente cerca, el padre deja atrás a su familia para salvar su pellejo, algo que obviamente no sienta bien en la madre, que comienza a desencantarse de su marido. Tiene momentos más incómodos que usar un jean sin ropa interior.

DISCOS:

1. Liam Gallagher – As You Were (2017, Inglaterra)

Tras intentarlo dos veces con Beady Eye, y viendo el éxito de los dos discos de su hermano Noel, Liam Gallagher estuvo a punto de dejar de hacer música. Así lo confesó en una entrevista, en donde dijo que si este disco no tenía éxito o no era bueno, iba a optar por el retiro, pues sentía que no iba a hacer nada que recibiera una buena crítica. Sin embargo, As You Were es probablemente el disco que necesitaba hacer, pues, sí, suena a Oasis, pero es jugarle a lo seguro para seguir experimentando con su carrera. Un boost de confianza innecesario, pues su autor es un ególatra confeso y orgulloso, y también un gran cantante, que demuestra que tiene bolas y puede seguir haciendo música interesante, a pesar de no tomar grandes riesgos.

2. The Ghost of a Saber Tooth Tiger – Midnight Sun (2014, Estados Unidos/Inglaterra)

El proyecto de Sean Lennon (uno de los hijos de John Lennon) con su significant other, Charlotte Kemp, nos muestra qué hubiese pasado si The Beatles hubiese seguido explorando la música psicodélica a partir del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, pues se encarga de buscarle nuevos horizontes entre paisajes multicolores creados por el ácido lisérgico. Un disco consistente, fiel a su influencia y digerible, pese a lo psicodélico.

3. Kumai – Flesh (2017, Venezuela)


Un proyecto de dos venezolanos (Alejandro o Samotny y Adrián o Adrien Artez). Acaban de presentar un EP en conjunto bajo el nombre de Kumai, concebido completamente en casa, donde juguetean con el vaporwave y el hip hop instrumental nutrido con una dieta de funk y jazz, que bien podría funcionar como banda sonora de una película francesa de los setenta. No te cambia la vida, pero sí muestra las intenciones para seguir creciendo y haciendo más música alejada del espectro de lo que usualmente escuchamos en Venezuela.


Las recomendaciones del fin de semana del 2 al 4 de Junio: RAW, Free Fire, Real Estate, Alt-J…

Las recomendaciones del fin de semana del 9 al 11 de Junio: Kimi No Na Wa.A Bigger SplashFleet FoxesSomalunar…

Las recomendaciones del fin de semana del 16 al 18 de JunioComet, Güeros, Phoenix, Chicano Batman…

Las recomendaciones del fin de semana del 23 al 25 de JunioI Don’t Feel At Home In This World Anymore, The One I Love, Beach Fossils, Los Punsetes…

Las recomendaciones del fin de semana del 30 de Junio al 2 de JulioMedianerasVictoria, Twin Peaks, Benjamin Booker…

Las recomendaciones de la semana del 9 al 16 de JulioIncendiesMicrobe & Gasoline, HAIM, Parmesano…

Las recomendaciones de la semana del 17 al 23 de Julio: Train To BusanMr. Nobody, Washed Out, Tommy Guerrero…

Las recomendaciones de la semana del 24 al 30 de Julio: Poesía Sin Fin, The Bad Batch, Chromatics, El Guincho…

Las recomendaciones de la semana del 31 de Julio al 6 de Agosto: Dunkirk, My Life as a Zucchini, Father John Misty, Polock…

Las recomendaciones de la semana del 7 al 13 de Agosto: Le Scaphandre et le Papillon, Frank, Thundercat, Nine Inch Nails…

Las recomendaciones de la semana del 14 al 20 de Agosto: Youth, In Search of a Midnight Kiss, Caloncho, Aimee Mann…

Las recomendaciones de la semana del 21 al 27 de Agosto: Buffalo ’66, The Tribe, Grizzly Bear, Juana Molina…

Las recomendaciones de la semana del 28 de Agosto al 2 de Septiembre: The Dreamers, White God, ゲスの極み乙女, The War On Drugs…

Las recomendaciones de la semana del 3 al 10 de Septiembre: Short Term 12, Paterson, LCD Soundsystem, You Can’t Win, Charlie Brown…

Las recomendaciones de la semana del 11 al 17 de Septiembre: It Comes At NightHandmaiden, The National, MUTEMATH…

Las recomendaciones de la semana del 18 al 24 de Septiembre: Baby Driver, The Big Sick, Church of the Cosmic Skull, Cardiel…

Las recomendaciones de la semana del 25 de Septiembre al 1 de Octubre: Slacker, Tangerine, Sexy Bicycle, Whitney…

Las recomendaciones de la semana del 2 al 8 de Octubre: A Ghost Story, The Beguiled, Wolf Alice, Protomartyr…

Etiquetas: | | | | | |

Relacionados

Comentarios